TAROT DE LOS ANTIGUOS

La Mancia del Tarot o Libro de la Vida, tiene raíces milenarias misteriosas y no del todo claras, ya que todo lo que viene del Espíritu no tiene origen, ni principio ni final.

Si bien es cierto que los Arcanos conocidos hasta ahora han sido 22, también se sabía que habían cartas perdidas o desaparecidas.

Ahora han reaparecido nuevamente a la luz, gracias a una Orden Angélica Mistérica llamada de Los Antiguos, en lo que se denomina La Revolución Mística del Amor, compendio esotérico y espiritual para el desarrollo de la consciencia en el ser humano. Tal revelación ha sido realizada a D. Miguel Ángel Melgarejo, artista y místico, para quien los ángeles son matices de la divinidad, que como luz y virtud (o oscuridad y vicio) también están en el ser humano. Tales 14 arcanos se habían ocultado para beneficio de la humanidad, porque podían ser utilizados insconscientemente anteriormente.

Los 36 Arcanos de este tarot son arquetipos que forman el conocimiento simbólico de toda una vida, en sus tres zonas básicas: La Materia, la Mente-Alma y el Espíritu. Nos llevan a reconocer nuestra propia divinidad y nos dan pautas para desarrollarla en nuestro interior. Porque la verdad no está en ninguna religión ni en ningún grupo establecido, sino en nosotros, porque la Verdad y la Divinidad residen en cada uno. Todo esta dentro de nosotros, y esta es la Revolución Mística.

 

Link oficial: http://divinosabat.com/tarotantiguos.html 

 

 

LOS NUEVOS ARCANOS

ARCANO XXIII. LA MÁSCARA. Es el primer arcano de los redescubiertos. Es un signo de gran poder y nos habla de protección y ocultamiento del verdadero ser interno. Su interpretación normal significa mirar más allá de nuestras defensas o caretas, ser conscientes de nuestras necesidades; persona que es de fiar. Cuando entá en contra o invertida, significa falsedad y ocultaciones, persona con máscara.

ARCANO XXIV. EL AMOR. Arcano de gran fuerza, habla del amor en todas sus manifestaciones. Capacidad de aceptar y valorar lo que vemos a nuestro alrededor. Gran empatía hacia los demás, autoestima. Su interpretación normal, a diferencia de la carta VI de los Enamorados es la del sentimiento interno de amor y empatía, mientras que el VI nos habla de relaciones. Cuando está en contra o invertida nos habla de bloqueos para amar o cierres del corazón.

ARCANO XXV. LA CRUZ DEL OTRO. Arcano de gran fuerza. Habla de aquellas cruces que no nos corresponden y nos hacemos partícipes de su carga por responsabilidades mal comprendidas, haciéndonos esclavos de situaciones y emociones que por no pertenecernos nos lastran en el avance de nuestro caminar. Cuando está en contra o invertida tiene un significado aún mas negativo. (N)

ARCANO XXVI. LA CONSCIENCIA. Es el despertar de nuestro Yo más interno. Aceptación de nuestro "karma" e intento de ayudar a los demás. Su interpretación normal es el de apertura emocional, sensualidad o bien interés físico. En contra o invertida significa cierre, desinterés, desconfianza.

ARCANO XXVII. EL PODER. Arcano de gran fuerza, demuestra a un ser que ha logrado aceptarse a sí mismo, siendo muy seguro de sus actos y fiel a sus principios. No le importan las críticas ni lo que los demás piensen. Su interpretación normal es la de una persona fuerte y muy segura, (aunque tiene un cierto tinte negativo de maquiavelismo). En contra e invertida significa alguien que no tiene escrúpulos y que busca el poder cueste lo que cueste. De hecho el arcano es como la del Emperador pero con un matiz negativo. (N)

ARCANO XXVIII. LA LIBERTAD. Hermoso arcano que nos habla de la libertad que debe alcanzar todo hombre. Cautos, precisos en nustras acciones, detallistas y faltos de crítica. Comprensión del libre albedrío. Independientes y animosos. Habla de nuevos principios. Su interpretación normal nos habla de liberación de cadenas o encierros pasados, capacidad de volar. En contra o invertida nos habla precisamente de ataduras e incapacidad de levantar el vuelo.

ARCANO XXIX. LA REVOLUCIÓN MÍSTICA. Reubicación de nuestro verdadero yo, trascendencia espiritual. En su posición normal indica que se sabe lo que se quiere, se está en el camino. En contra o invertida sigue siendo positiva.

ARCANO XXX. LA TRASCENDENCIA. Momentos de expansión lumínica hacia los demás, capacidad de consejo y de guiar a los otros por el camino de la vida. En su posición normal indica una persona con muchas posibilidades, grandes riquezas interiores. Al revés o en contra significa pobreza interior, que se va por la vida con los ojos cerrados. No se está dando nada.

ARCANO XXXI. LA IMAGINACIÓN. Símbolo de nuestra capacidad de imaginar y crear nuestra propia realidad. Personas detallistas y con gran potencial creativo que se conducen por los caminos interiores del alma. En posición normal significa el mundo interior, o bien persona creativa o artística. En contra o invertida, persona encerrada en su mundo, de poco fiar o incluso con problemas mentales.

ARCANO XXXII. LA VOLUNTAD. Es un arcano que habla de fuerza, de voluntad y valentía en nuestras convicciones. En una lectura normal significa fuerza de voluntad, fuerza interior, capacidad para llegar muy alto. En contra o invertida significa que falta voluntad o esta es perversa o negativa.

ARCANO XXXIII. LA FE. Inspiración, poderes paranormales, comunicación fácil con el lado oculto. Religiosidad, creencia. En una lectura normal significa religión, esoterismo o bien que es una persona confiable. En contra o invertida inseguridad, miedos, suicidio.

ARCANO XXXIV. EL SILENCIO. Habla del silencio de comprensión. Los que saben lo que necesitan comprenden que todo ser es único y por lo tanto no desean nada más. En posición normal significa silencio, un secreto no desvelado, cosas ocultas. Cierta N. En contra o invertida este naipe nos habla de enemigos ocultos, secretos perjudiciales, cosas ocultas, oscuridad.

ARCANO XXXV. LA FORMA. Arcano de gran poder. Somos conscientes de nuestro gran potencial, y nuestro deber es ser constructores. En posición normal significa una persona realizada, en equilibrio, responsable. En contra o invertida significa irresponsabilidad, desequilibrio, tendencias destructoras, inmadurez.

ARCANO XXXVI. EL FIN-EL PRINCIPIO. Nos habla del principio y el final de los ciclos. Aceptación de nosotros en las diversas etapas. Conocimiento y madurez. Perfección. En su significado usual, este naipe se interpreta como el final de algo, usualmente con un acento positivo, para comenzar algo nuevo. En contra o invertida significa que algo termina o muere, fin de un ciclo de felicidad.

TEMPLE OF NABERIUS © LHP Sinister | info@aglaya.es